TREINTA Y TRES: Miedos en la búsqueda

 143 total views,  4 views today

Por fin me han hecho fijo en la empresa en la que trabajo desde hace dos años, y eso es un logro increíble… y no se me ocurrió mejor forma de celebrarlo que colocarme aquel mismo fin de semana.

Aquella misma semana, durante mi sesión de terapia grupal semanal, se me despertó un miedo gigante: ¿Qué me pasará, ahora que tengo un trabajo fijo y me he logrado independizar? Me volveré loco al tener esa libertad de la que no disfrutaba en casa de mis padres.

Lo he hablado con varios conocidos de mi red de apoyo, y todos coinciden en lo mismo: ten cuidado con la habitación que vayas a coger, no te vayas a meter en la boca del lobo. Es más, uno de ellos me dijo: “como te vuelvas loco y empieces a colocarte como hacías antes, llamo a tu padre y te mando con él enseguida”. Esas palabras, aunque de forma superficial me hicieron gracia, me llegaron al corazón, ya que son palabras que describen una preocupación por mí, o al menos me dio esa sensación.

Y llegó el día de buscar mi sitio fuera de casa de mis padres. Encontré un anuncio en un piso por los Encants de Barcelona y empecé a hablar con el chico que puso el anuncio y hubo una frase que me impactó, ya que dijo un «últimamente hemos hecho un par de fiestas en casa». Como soy un mal pensado (y aunque me costó hacerle la pregunta) le tuve que consultar al chico a que tipo de fiesta se refería, ya que, por mi bien, no era recomendable meterme en la boca del lobo más allá de lo necesario. 

Pero, como hablando, se entiende la gente, finalmente se aclararon las cosas, y simplemente se trataba de un guateque como el de nuestros padres hacían en los años 50 y 60, más que un chill como el que se suele hacer últimamente.

Y aunque al final fui seleccionado para poder entrar en esa habitación, acabé eligiendo otra, ya que me era más conveniente por localización y precio, y la verdad, hay que mirar por uno mismo, ¿no?

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *