TREINTA Y UNO: Paseando por los recuerdos

 179 total views,  5 views today

Entre esto de la pandemia y que odio a muerte los gyms, me he propuesto caminar más, y por eso intento ir andando a tantos sitios como puedo.

Es desde entonces que me doy cuenta de que he hecho muchas burradas por toda la ciudad de Barcelona. No es raro el día en que paso por algún sitio y me recuerdo de haber follado o haber fumado tina o haber trapicheado en alguno de esos sitios. El baño de un local, la entrada de un edificio, una esquina de un garaje… 

Ahora, a veces pienso en esas cosas que he hecho y me pongo triste, porque me doy cuenta de todo lo que arriesgaba por un poco de supuesta felicidad. Otras veces pienso lo gilipollas que era.

Pero después de que pasen todos esos pensamientos negativos me doy cuenta de que todo eso me ha hecho ser como soy ahora, a querer seguir adelante y aprender de todo lo que he hecho.

Y a veces voy con miedo de pasarme por delante de algunos sitios donde follé con otros tíos, por si me los encuentro. Eso es un miedo con el que estoy tratando de convivir, trabajando el que pueda pasar dicha posibilidad. Y aún no me ha pasado, pero bueno, Barcelona es muy pequeña, y seguramente algún día tendré que encontrarme a alguno de ellos por la calle o en una sauna o una tienda.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *