En casas privadas

Si vas a participar

Ten claros tus límites (tiempo, drogas a usar, vías a no usar, tipo de prácticas sexuales). Si ocurren situaciones en las que no estás cómodo, siempre puedes decir que no y/o retirarte de la sesión.

Ántes de unirte, puedes

Saber más

•    Hacer algunas preguntas para saber qué te vas a encontrar:
– ¿Cuántos chicos hay? (se asume que, en principio, la idea de una fiesta de sexo en grupo es que todos estén con todos).
– ¿Cuánto tiempo lleváis de sesión? (la diferencia de tiempo puede hacer que no estéis en la misma sintonía).
– ¿Qué drogas estáis tomando? (tal vez haya drogas que preferirías no consumir)
– ¿Es problema que yo quiera/pida usar condón? (en la actualidad, casi todas las fiestas de sexo son a pelo).
– ¿Alguien está haciendo slamming? ó ¿os importa que yo haga slamming? (recuerda que el efecto del slamming es muy intenso y se notará la diferencia con alguien que no lo hace, impidiendo que haya la sintonía o conexión que se desea).
•    Deja bien claro qué cosas te gustan o lo que buscas para que no haya sorpresas o malentendidos.
•    Limitar el dinero que te vas a gastar en drogas (determina una cantidad máxima). Para evitar excesos de gasto, no lleves tarjetas de débito/crédito. Separa un poco de dinero de emergencia (suficiente para un taxi).
•    Si no tienes dinero o no quieres gastar, dejar claro que no podrás llevar nada ni tampoco contribuir para comprar drogas.
•    No llevar encima objetos de valor (p.e. relojes de marca, sortijas, cadenas o pulseras de oro/plata).
•    Si tomas medicación, puedes llevarla contigo (así no te saltas la toma).
•    No rasurarse las zonas genitales, especialmente, las que están alrededor del ano ya que podrías dejar esas zonas irritadas o hacerte cortes o heridas, y eso sería una puerta de entrada para adquirir más fácilmente algunas infecciones.
•    Si quieres hacerte una lavativa anal, y antes de ir no estuvieras en tu casa, pregunta al dueño de la casa si puedes utilizar su baño para este fin.
•    Si practicas slamming lleva tu propio material inyectable.
•    Trata de asistir a fiestas en las que sepas que hay alguien conocido y con el que tengas cierta confianza, así ambos podéis acordar cuidaros mutuamente en caso, por ejemplo, de que os dé un chungo.
•    Que alguien sepa dónde estás. Puede ser fácil pasar mucho tiempo en el chill, y los amigos pueden preocuparse. Ten activado tu geolocalizador del móvil.
•    Solicita y dale tu número de teléfono a la persona que te contactó, así hay una muestra de interés, confianza y seriedad para que todo llegue a buen puerto. Además, será un registro de la persona y el lugar donde estarás.
•    Llevar el cargador de teléfono, por si se da una emergencia.
•    Tener información sobre qué hacer en caso de emergencias y cómo acceder a la profilaxis post-exposición (PEP), en caso de no tener VIH y no llegues a utilizar el condón. Más información aquí 

 

Durante la sesión, puedes

Saber más

•    Mantener tus pertenencias controladas en un solo lugar y que pueda estar a la vista. Guarda tu dinero o cosas de valor en algún falso-bolsillo o bolsillo escondido de alguna de tus prendas.
•    No mencionar ni mostrar que llevas dinero, tampoco prestar dinero (rara vez te lo devuelven) ni pedirlo.
•    Mantente hidratado (agua, yogures, batidos, zumos) y come pequeñas cantidades de comida (barritas energéticas, plátanos).
•    Llevar encima condones y lubricantes, si quieres usarlos.
•    Lavarte los genitales y la zona anal (exterior) cada vez que se ha tenido penetración. También puedes limpiarte con toallitas desinfectantes (sin alcohol).
•    Evitar consumir drogas con efectos anestésicos locales (ketamina, cocaína), porque pueden llevar a no darnos cuenta de que nos han hecho daño cuando hacemos determinadas prácticas sexuales.
•    Utilizar guantes para el fisting si quieres reducir el riesgo de contraer algunas infecciones, como la hepatitis C.
•    Utilizar mucho lubricante de base
acuosa o de silicona para la penetración, la doble/triple penetración y/o el fisting.
•    No compartir el bote del lubricante cuando se está en una sesión de
fisting con varios participantes, ya que tiene elevado riesgo de transmisión de la hepatitis C.
•    Si vas a practicar
slamming, tener muchas jeringuillas disponibles, y marcarlas para evitar compartirlas por confusión. Si la(s) persona(s) con la(s) que estás no practica(n) slamming, es mejor que te apliques la inyección en el baño (a algunos les puede causar mucha impresión verte hacerlo y quitarles el morbo).
•    Pedir a la persona que esté menos colocada, aplicar las inyecciones para
slamming.
•    No compartir juguetes sexuales sin que previamente hayan sido lavados o desinfectados.

Para evitar que te dé un chungo o una sobredosis con otras drogas puedes:

•    Saber lo que estás tomando (compra las drogas de alguien en quien confíes y sepas que lo que está vendiendo es de cierta calidad).
•    Llevar tus propias drogas.
•    Servirte tus propias drogas (que no lo hagan otros por ti) o que cada quien consuma las suyas.
•    Antes de tomar G, ten en cuenta si has consumido alcohol.
•    Controlar tu vaso; ante la duda, no beber de él y utilizar uno limpio.
•    Controlar los tiempos entre drogas si tomas G (puedes utilizar la alarma del móvil).
•    Si estás en tu casa con alguien que conoces por primera vez y las drogas son tuyas, sólo sácalas cuando las vayáis a consumir. Así puedes evitar que, mientras estás en el baño o la cocina, el otro te las robe o te eche G en tu copa con la intención de dormirte y robarte.
•    Si practicas slamming y no llevaste tu propio material inyectable, cerciórate que el que utilizarás esté nuevo (en sus envoltorios, sin abrir). Estate siempre presente en el momento en que están preparando las jeringuillas; sobre todo, vigila que utilicen la cantidad que necesitas y que las jeringuillas no se confundan (márcalas previamente).

 

Si eres el anfitrión

Saber más

•    Buscar una persona de confianza para empezar la sesión y comenzar a organizar la fiesta y acondicionar el espacio.
•    Guardar cosas de valor (dinero, joyas, objetos electrónicos) en lugar seguro antes que comience la fiesta.
•    Retirar objetos que se puedan romper (adornos, floreros, cristalería).
•    Cubrir los sofás o las alfombras con sábanas o mantas para evitar que se manchen, ensucien o estropeen.
•    Poner a disposición toallitas desinfectantes, papel higiénico húmedo, papel toalla, material inyectable en el caso de que se vaya a practicar slamming (jeringas, algodón, alcohol) y un bote o bolsa para la basura.
•    Tener disponible en el baño, varias toallas, jabón, papel higiénico, etc. y retirar cosas de valor que estén a vista de todos (máquinas de afeitar, colonias, medicinas costosas o de uso prescriptivo, etc.).
•    Determinar y acondicionar un lugar o espacio para aquellos que tengan un chungo.
Trata que sea a la vista de todos y donde circule más ventilación.
•    Establecer algunas
reglas:
– definir un número máximo de personas.
– definir quién puede invitar más gente. Si alguien quiere buscar más gente, que lo hable antes contigo.
– definir quién abre la puerta.
– definir quién es responsable de echar a alguien (mejor dos personas), pero nunca eches a alguien a quien le esté dando un chungo.
– definir un código con los demás en caso de que alguien no sea bienvenido para que sea más fácil echarle.
– definir reglas para entrar y salir del piso: usar timbre o no (que avise por WhatsApp o la app por donde han contactado), ascensor o no, no molestar a los vecinos…
– proponer que a quienes les da un chungo no se les puede molestar o tocar sexualmente para evitar “actos sexuales sin consentimiento”*, a menos que haya participantes que expresen lo contrario o que no les importe si les llegara a pasar.
•    Al buscar e invitar a nuevos participantes:
– solicitar el número de teléfono (al tener una forma de localización, esto puede disuadir a potenciales ladrones).
– comunicar que estás de sesión con varios tíos, o que lo que deseas es montar una fiesta con varios. Si no lo dices, se pueden generar situaciones desagradables si la persona no lo esperaba.
– pedir que vengan limpios de su casa a no ser que no te importe que se preparen el culo en la tuya.
– si preguntas qué drogas tiene, le das a entender que buscas tíos que tengan y/o quieran compartir (si fuera el caso).
•    Presentarte como el dueño de la casa y comunicar las reglas, sobretodo definir espacios donde pueden estar, o cerrar habitaciones.
•    Vigilar tus drogas y tus cosas de valor; puede haber gente que sólo viene a robar o a colocarse.
•    Infórmate aquí cómo actuar en casos de chungos.

* Si quieres conocer y/o entender por qué pueden ocurrir “actos sexuales sin consentimiento verbal”, puedes descargar aquí un documento que habla de ello.