¿? ¿Envidia ¿? ¿

Loading

A veces me viene un sentimiento un poco raro, no raro en el sentido de extraño, sino en el sentido de no tenerlo dominado. Desde que me dijeron que era una persona adicta, mi vida cambió completamente.

Como ya os he explicado en algún otro relato, la vida de un adicto es compleja, seguro que no más que la de una personal “normal”, pero si bastante complicada de manejar. Tienes que analizar cada situación, pensar en cada momento y observar atentamente cada lugar, lo que puede llegar a ser algo estresante; no obstante, por otro lado, descubres un mundo de emociones y sensaciones que te aportan y llenan, cuando antes llenabas tu interior con las drogas, que al final se quedaba en nada. Pero claro, hay emociones “buenas-positivas” y emociones “malas-negativas”, así que hay que saber conectar con las unas y con las otras. Continuar leyendo «¿? ¿Envidia ¿? ¿»

El día a día de un adicto

Loading

El día a día de un adicto es complejo. Te levantas ya analizando qué voy a hacer durante el día, mirando los peligros que te acechan… Sales de casa mirando de no encontrarte a alguien conocido, a algún lobo con piel de cordero. Llegas al trabajo y tienes que apartarte de los compañeros; es lunes y están hablando de sus fiestas del fin de semana. Aunque no es mejor el viernes, que vuelven a los mismos temas una y otra vez. Luego regresas a casa con algo de ansiedad por lo que has escuchado, pero, sobre todo, por lo que te has esforzado en no escuchar. Luego te echas una siesta para aliviarte. Continuar leyendo «El día a día de un adicto»

¿Porque lo hice?

Loading

Todo empezó como un juego, creía en el amor, y me dejé llevar. Pensaba que todo iba a cambiar; o eso me decías; promesas cada día, súplicas i perdones que nunca llegaban a nada. Pero yo siempre tenia la esperanza de que la cosa cambiaría, algo dentro de mí me lo decía.

Creamos una vida paralela, una vida donde tú y yo éramos felices, sin problemas, sin complicaciones. Sin darnos cuenta poco a poco todo nuestro alrededor cambiaba, ese mundo utópico, “bonito” e irreal que nos creaban las Chems y la tan conocida Cristina, como la llamábamos nosotros. CrisTina se hizo nuestra mejor amiga, una compañera inseparable que no nos dejaba ni un día. Continuar leyendo «¿Porque lo hice?»

¿Es este el sitio?

Loading

Por una vez voy a escribir una entrada y no una respuesta mastodóntica a algunas de las entradas de los blogueros. Conocéis algunos detalles de mi. Estuve en consumo activo de hems durante dos años. Frecuenté sesiones y aprendí algunos gajes del oficio de la pareja que tenía entonces., que llevaba cinco años de consumo. Tras casi dos años de relación rompí con él tras dos brotes paranoides que le dieron. Me llevé una buena decepción,  así que abandoné el tema drogas de raíz, ya que las eché la culpa de todo (pero habría que mirar cómo me planteé la relación, cuidado) En realidad, un drogadicto está casado con su droga, y no la piensa abandonar, aunque no lo reconozca.

Continuar leyendo «¿Es este el sitio?»

Mi experiencia en ChemSex

Loading

Mi nombre es Xavi y mi experiencia con el ChemSex es bastante reciente y muy próxima, ya que fue en estos últimos años desde 2019 hasta 2023.

Aunque desde bien joven ya empecé probando drogas como la cocaína y pastillas para salir de fiesta, luego ya empecé a usar MDMA y coca para tener sexo los fines de semana con uno, dos o mas personas.

En 2019 un “amigo” me dio a probar la Tina junto con el GHB, entonces fue ahí donde empecé a tomar consciencia del fenómeno Chemsex, poco a poco, hacía Chills muy de vez en cuando durante ese año (año donde empezaba a estar de moda ir de Chills en vez de ir de discotecas); sin darme cuenta y por mi personalidad adictiva, poco a poco las fiestas sexuales y el consumo fue aumentando. De hacerlo una noche, ya lo alargaba a dos noches, y como no, buscando gente en las muchas APPs de ligoteo.

Continuar leyendo «Mi experiencia en ChemSex»

Aceptas

Loading

Aceptas vivir la desgracia del bajón, la paranoia en tu cabeza, el desánimo, el hueco en el pecho y el cansancio absoluto de cuerpo y mente… aceptas desconectarte del dolor y olvidar el trauma por unos días, aun sabiendo que después vendrá una agonía y desesperación.

Desde una edad muy temprana mi curiosidad por el sexo masculino era muy notoria, me gustaba ver mis amiguitos orinar, me causaba cierto interés y atracción física y sexual, aun cuando a esa edad no sabes de que se trata, después vinieron un par de abusos a temprana edad que para mí eran juegos.

Continuar leyendo «Aceptas»

«La Primera» – Concurso Relatos 2023 – 7º Puesto

Loading

El verano, ese periodo de vacaciones relax y fiestas en la playa a veces se parece más a un infierno y no sólo por el calor de algunos de sus tórridos días. 

Pere lo sabía bien, y cuando llegó septiembre estaba quemado, muy quemado. Por su relación, por esos amigos que no lo eran tanto, por la vuelta al trabajo que se le hacía cuesta arriba, más de lo acostumbrado. 

Continuar leyendo ««La Primera» – Concurso Relatos 2023 – 7º Puesto»

«Mi propagación» – Concurso Relatos 2023 – 5º Puesto

Loading

Escrito por Kain69 

Un pequeño piso en Malasaña fue testigo de aquel jolgorio. Al entrar nos recibió una  embriagadora luz tenue. Una mesa en una esquina, descubría lo que parecía ser un  buffet libre, mefe, ghb, Popper, MDMA, coca, cristal y jeringuillas, había para todos los  gustos. Lo mejor era que los condones brillaban por su ausencia. Éste sería el día, el día  en el que triunfaría. El día en que me propagaría. 

Continuar leyendo ««Mi propagación» – Concurso Relatos 2023 – 5º Puesto»

«Yo, otra vez yo» – Concurso Relatos 2023 – 4º Puesto

Loading

Límites… me fascina esa maldita rastrera palabra. YO, sé que para mucha gente es una palabra negativa, que implica castración, final, acabar, llegar al tope, a la cima, al techo…. Pues en mi YO, en mi puta maldita cabeza, esa que siempre ha ido a su bola, ella siempre tan bizarra, tan moderna y alternativa, ahí dentro, cuando YO pienso en límites, YO, visualizo directamente una frontera entre países, de esas con una barrera a rayas rojas y blancas, y una garita con soldados y metralletas, y alambre de espino y cámaras de seguridad, y una raya blanca pintada en el suelo.

Continuar leyendo ««Yo, otra vez yo» – Concurso Relatos 2023 – 4º Puesto»