En locales de sexo

En Saunas

Antes de ir, puedes

Saber más

•    Si puedes, trata de quedar con algún amigo para ir al local, así él podría cuidarte en caso te dé un chungo.
•    No llevar mucho dinero contigo.
•    Limitar el dinero que te vas a gastar en drogas.
•    Marcarte una hora de salir del local.
•    Aunque en los locales de sexo hay condones y lubricantes disponibles gratuitos, puedes llevar los tuyos (condón para tamaño XXL, lubricante de base acuosa o de silicona que tarda más en secarse), si los quieres utilizar.
•    Llevar tus propias drogas (puede que no te encuentres ese día con el camello que conoces allí).
•    Si tomas medicación, puedes llevarla contigo (así no te saltas la toma).
•    Lleva el cargador del móvil y, si tienes, una batería externa (portátil).
•    Llevar una linterna pequeña para el momento de preparar las drogas que vas a consumir, o si vas a hacer slamming (las cabinas de las saunas suelen ser oscuras). Si utilizas el móvil, se te puede perder, gastar la batería o te lo pueden robar.
•    Hazte la ducha anal en tu casa. Algunas locales de sexo no tienen acondicionado un cuarto de limpieza para este propósito. En cualquier caso, puedes llevar tu propio enema o irrigador anal.
•    Si fumas tina, lleva una pipa de repuesto, en caso que se te rompa.
•    Que alguien sepa dónde estás. Puedes comunicarte con esa persona cada cierto tiempo por teléfono o por WhatsApp. Ten activado el geolocalizador. Puede ser fácil pasar largos períodos en la sauna, y los amigos pueden preocuparse.
•    Antes de ir, puede serte útil tener información sobre qué hacer en caso de emergencias y cómo acceder a la profilaxis post-exposición (PEP) en caso no tengas el VIH y no llegues a utilizar el condón. Más información aquí.

En la sauna

Saber más

•    Mejor dejar las cosas de valor en la entrada, no en la taquilla.
•    No pedir o prestar dinero (rara vez te lo devuelven).
•    Si no llevas cargador, apagar tu móvil cuando lo dejes en la taquilla, así estará cargado si necesitas ponerte en contacto con alguien. De tanto en tanto, bajar a la taquilla para revisarlo.
•    No subas a la zona de las cabinas con tu móvil y/o tu cartera. Se te pueden olvidar en alguna cabina o te las pueden robar.
•    Tratar de encontrar allí a algún amigo o conocido que pueda cuidar de ti en caso que te dé un chungo, y que se haga cargo de la llave de tu taquilla. Si hablas con la gente y creas vínculos, te pueden ayudar si te pasa algo.
•    Si te desmayas o te duermes solo en una cabina de sauna eres potencialmente muy vulnerable porque podrías no recibir ayuda. Recuerda que si dejas la puerta abierta, todos pueden entender que es una invitación para entrar. En esta circunstancia te pueden robar la llave de la taquilla o que te asalten sexualmente*.
•    No utilizar billetes para hacerte los rulos (tienen muchas bacterias), carnets de identificación o tarjetas de crédito para hacerte las rayas (se pueden deteriorar o pueden quedar restos) ni tampoco el móvil para hacerte las rayas sobre él (pueden estropear la pantalla táctil).
•    Si quieres usar condón y lubricante, puedes llevarlos en tu toalla o pulsera con tu llave.
Para evitar pasarte puedes controlar los tiempos entre drogas, especialmente si tomas GHB/GBL, y tener en cuenta si has bebido alcohol antes.
•    Tratar de comer algo a las horas que te toquen a pesar de que hayas perdido la sensación de hambre. En este caso, trata de comer plátanos o barritas energéticas. Puede que también pierdas el gusto (las drogas alteran la papilas gustativas).
•    Beber mucha agua. Es fácil deshidratarse en una sauna, especialmente cuando se toma drogas. Si has tomado alguna droga que produzca deshidratación (p.e. éxtasis) o has consumido varias sustancias, nunca vayas a las salas de sauna seca o de vapor porque te pueden provocar un golpe de calor y, con ello, poner en riesgo tu vida.
•    Si haces slamming, antes de ponerte la inyección guarda todos los materiales que hayas utilizado, e inmediatamente después guarda la jeringuilla utilizada (no la tires en el bote de basura) y llévatela contigo. Antes de retirarte de la cabina, verifica si en la colchoneta no dejas nada que utilizaste.
•    Si fumas tina y se te ha roto la pipa, no la utilices, ya que te puedes cortar los labios.
Puede ser difícil controlar el tiempo y pasar más tiempo del que querías (teléfono en la taquilla, poca iluminación y pocos relojes a la vista).

* Si quieres conocer y/o entender por qué pueden ocurrir asaltos sexuales, puedes descargar aquí un documento que habla de ello.

 

Respecto a las sustancias

Saber más

•    En los locales de sexo suelen ser más caras y de peor calidad.
•    Si necesitas comprar, no aceptes en primera instancia la oferta de los camellos que se te acercan. Pregunta a alguien si conoce a algún camello o a alguien de confianza que tenga lo que estés buscando.
•    No aceptes cualquier droga a la que te inviten sin saber exactamente de qué droga se trata (si nunca la habías consumido o escuchado, busca en Google para conocer las características y efectos que produce).
•    Si aceptas una invitación, verifica si la droga que te vas a meter es la que quieres: huélela, pruébala o esnífala un poquito. Se han dado casos en los que, por pensar que se trataba de cocaína, se metieron una raya grande de ketamina o mefedrona, y tuvieron reacciones adversas.

También puede serte útil tener información sobre cómo recuperarte del bajón o resaca.