«Trazos de éxtasis: la danza prohibida del chemsex» – Concurso Relatos 2023 – 3º Puesto

Loading

Escrito por Quebrado Danzante

En un rincón oscuro de la ciudad, donde las sombras danzan al compás de secretos prohibidos, me encuentro en un espacio clandestino que corroe las almas y las envuelve en una red de placer y autodestrucción; asisto a un baile macabro de química y deseo desenfrenado en un mundo al que accedí siendo nocturno y ahora también es vespertino y diurno. 

Continuar leyendo ««Trazos de éxtasis: la danza prohibida del chemsex» – Concurso Relatos 2023 – 3º Puesto»

«Una tormenta casi perfecta» – Concurso Relatos 2023 – 2º Puesto

Loading

Escrito por Galious

«Pero ahora tu cabeza es una tormenta de arena y cada noche una espiral» (Dorian) 

– Oink. 

Una simple onomatopeya me hizo buscarte en la sala de zoom y después de una charla cerda pasamos a Skype, pero allí algo nuevo se fraguó, nos pasamos el resto del día juntos, fumando Tina, charlando, riendo, pajeándonos… Sábado 20 de mayo y una semana más tarde nos vimos en tu casa. Compartías piso y tu habitación se convirtió en el refugio donde todo era posible. Allí follamos. Fumamos T. Tomamos G. Esnifamos poppers. Reímos. Mucho. Escuchamos música. Nos conocimos. Invitaste a otros tíos a follar. Aprendimos nuestras pieles y compartimos nuestros placeres. Continuar leyendo ««Una tormenta casi perfecta» – Concurso Relatos 2023 – 2º Puesto»

«Si nos mantenemos juntos» – Concurso Relatos 2023 – Ganador

Loading

Escrito por Miguel

Hoy es domingo. Son las dos de la tarde. Hace un calor insoportable. Mi única
compañía es el canto estridente y chirriante de las chicharras. Mi mente traicionera me recuerda una y otra vez que debería descansar para así, quizás, comenzar con la vorágine de la semana un poco menos derrotado. Pero no encuentro la manera de conciliar el sueño. Continuar leyendo ««Si nos mantenemos juntos» – Concurso Relatos 2023 – Ganador»

Primera vez

Loading

Por Letra H

Mañana me vuelvo a ir de casa de mi familia después de 3 años y medio, una pandemia por en medio, un cambio de grado universitario, un cambio de forma de ser, de expresarme. Y justo el día antes de mudarme, cuando creo que ya estoy preparado para todo, me doy cuenta de que aún no estoy preparado para todo. Nunca os ha pasado que quieres dar un paso adelante y de repente te tropiezas con una piedra inesperada que ni sabías de su existencia. Pues a mí me ha pasado, y cómo me genera malestar, he decidido compartirlo con vosotres, por si os sentís identificades. Continuar leyendo «Primera vez»

Bases del 1er concurso de relatos sobre Chemsex

relatos y experiencias sobre el chemsex

Loading

La ONG Stop, convoca el 1er Concurso de Relatos de ChemSex con arreglo a las siguientes,

Bases:

1ª Podrán participar en la presente convocatoria todas las personas interesadas, con un mínimo de edad de 18 años, cumplidos el día en que se cierra la convocatoria.

2ª Las obras, escritas en lengua española, deberán ser originales, inéditas y no premiadas con anterioridad. Cada autor sólo podrá presentar una (1) obra.

La total responsabilidad del contenido de los trabajos recaerá siempre en el concursante, que autoriza, a título gratuito, la reproducción y distribución de los mismos por medio impreso o digital.

3ª El plazo de admisión de originales comienza en la fecha de publicación de estas bases. Las obras, con título, seudónimo y especificando que son para este concurso, se enviarán hasta el 15 de noviembre de 2023 inclusive a la siguiente dirección de correo electrónico: [email protected]

En el mismo correo, pero en un archivo de Word aparte, se enviarán los siguientes datos:

1- Título de la obra y seudónimo utilizado.

2- Datos personales: Solo fecha de nacimiento, lugar de residencia y correo electrónico.

4ª La extensión de la obra no superará las 30 líneas con un tipo de letra estándar de 12 puntos.

5ª La TEMÁTICA de las obras tendrá que ser sobre el chemsex, pudiendo ser tanto un relato real que haya pasado al escritor como imaginario. El relato, siempre en lo posible, nunca se hará referencias a terceras personas de forma clara como tampoco a negocios.

6ª El Jurado estará compuesto por trabajadores de la entidad Stop como por voluntarios de la comisión de ChemSex Support.

7ª Se concederán tres (3) premios, consistiendo en un diploma y tres premios esponsorizados por Addicted:
    1er premio: una pieza de ropa interior marca Addicted.
    2º premio: una gorra o accesorio marca Addicted.
    3er premio: una bolsita de playa marca Addicted.

8ª Stop publicará las obras premiadas en el blog Chemical Bloggers (chemsex.info/chemical-bloggers), así como las que resulten finalistas, y se reserva, en todo caso, el derecho a editar, en internet o en papel impreso, todas aquellas que considere oportuno de las presentadas al concurso.

9ª El fallo del jurado, que será inapelable, se producirá a partir del 30 de noviembre de 2023.

10ª De conformidad con lo establecido en la LOPD 15/1999, el concursante autoriza la eventual cesión que supondría la publicación en medios de comunicación de sus datos de carácter personal como participante en el presente certamen.

11ª La participación en este Certamen supone la aceptación en su totalidad de las presentes Bases.

El cohete de mi vida

Loading

Escrito por El chico del espejo

 

Mi experiencia con las drogas es algo que siempre me ha gustado y he fumado porros pero no fue hasta la pandemia que descubrí los chills y la mefe y el chorri. Pase la cuarentena con mi hermano y su novia y eso derivó a que eventualmente me escapase para pasar noches con chicos bebiendo y colocándonos entre nosotros. Continuar leyendo «El cohete de mi vida»

El autoengaño

Loading

Es tan fácil acostumbrarse a la mentira como a la droga. Con todo, tiene su función. Quizás entonces no me sintiera preparado para afrontar los hechos. Lo malo es que, una vez reconoces lo que hay no puedes volver atrás, no puedes ignorarlo otra vez. 

Muchas veces me negaba a reconocer una situación porque eso implicaba hacer algo respecto a esa realidad, enfrentarme a ella, tomar decisiones, algunas muy duras. Aunque la zona de confort sea una mierda, casi se prefiere a lo desconocido. Continuar leyendo «El autoengaño»

El vacío

Loading

Escrito por Letra H.

Son las cinco de la mañana y como siempre, cuando no puedo dormir, me gusta escribir un poco por lo que paso, para sanar, para volver a poner orden a aquello que me tiene desorientado y para comprender. Normalmente, me pasa, o porque he consumido el día anterior, y la resaca me deja en estado melodramático, o porque como me ha pasado ahora, porque he visto una peli, serie o libro que me ha transmitido un sentimiento muy fuerte, el cual luego me impide dormir. Continuar leyendo «El vacío»

Un luto para siempre más

Loading

Estoy borracho. Es así y prefiero dejarlo claro antes de que alguien se moleste en leer estas líneas. Borracho a la vez que infeliz, frustrado y enjaulado. Me ha apetecido escribir así, sin ton ni son porque creo que este es el momento en que, pese a mi ligera incapacidad etílica, puedo expresar mejor lo que tengo en mente. Constantemente. Día tras día. Y que cristaliza en momentos como este, los más atómicos.

Esto es un luto, una renuncia, un duelo, un quéseyó donde se mezcla dolor, tristeza y nostalgia.

Desde que decidí abandonar el chemsex (decidir? tener que?), mi vida ha sido un freno constante. Mi vida social ha quedado descabezada, entrecortada, sujeta a esos momentos de abismo en los que tienes que, pese a que se te lleven los demonios, volver a casa forzadamente.

Hoy salí a tomar algo. Después cenar. Después algunas copas más. Y mis amigos han decidido ir a un club de sexo. Para mi ha sido el fin de la noche. Nox interruptus, o como se llame. Es la señal que yo me tengo que retirar, mal me pese. Llevo ya dos años así, y nunca se acaba. Nunca veo el momento de decir “esta vez sí, esta vez podrás controlarte”. Nunca pasó y sé que nunca pasará. 

Y con esto me doy cuenta de que parte de mi vida se fue por la borda cuando tomé esa decisión (de la que no me arrepiento), para salvarme. Ya nada volverá a ser lo mismo. Ya no podré explorar esos recobecos de mi sexualidad ni sumergirme en nuevos placeres, porque siempre los vincularé a las drogas, y estas serán un fantasma que acechará en las sombras de cualquier cuarto oscuro, cualquier portal o baño de discoteca.

Tengo que acostumbrarme a ello pero no pasa nunca. Pisar una sauna? Ya nunca jamás. Pero lo deseo. Deseo eso que tanto me jodió y deseo no tener ese deseo. O volverlo a descubrir otra vez de cero, aunque me diera problemas, pero desde la tabula rasa de la no-dependencia, ni física ni psicológica, a la tina, a la mefedrona al slam al globo a la sensación de que todo va bien aunque no vaya bien.

Pero pasó. Y con esta cruz tendré que vivir. Con el freno de mano agarrado cada vez que la situación vaya cuesta arriba. Con la auto-represión como bandera. Y con todo esto me pregunto: qué ha sido más dañino para mi, el descontrol con las drogas o la huella indeleble que han dejado en mi cabeza para siempre más pese a no tomarlas?