Romper el Bucle algún día

 613 total views,  1 views today

Hasta el día de hoy mi vida era un bucle. Un bucle agobiante pero cómodo. Todo va bien -> Algo va mal -> Me estreso -> Necesito una vía de escape -> Me drogo como una puerta -> Sal del bache -> Todo va bien. Esto ha sido mi vida los últimos dos años. 

Cuando me va mal en el trabajo, me pillo un colocón. Cuando no puedo más, me pillo un colocón. Cuando tengo obligaciones que se me hace imposible asumir, me pillo un colocón. Todo pasaba por ahí. Drogarme era mi manera de desquitarme.

Y ahora estoy jodido. El trabajo va mal, no puedo más, tengo obligaciones que se me hace imposible asumir y no me estoy drogando. Me gustaría? Sueño constantemente con pipas de vidrio. Me regocijo pensando en un colocón cuando me hago una paja. Fantaseo con encontrar el número de mi camello en alguna conversación de WhatsApp que no haya borrado. 

No me río pero es gracioso que el hecho de romper el bucle aún me produzca más estrés. Ahora no tengo la excusa de las drogas para decir que no puedo tirar para adelante. No puedo decir “es que me pillé un colocón y no puedo ir al gimnasio / no puedo estar en esta reunión / no puedo asumir esta responsabilidad”. 

Si no puedo es por otra cosa, y ahora, qué putada, me toca abrir ese cajón. A veces pienso que estoy cansado de saltar la misma trinchera una y otra vez, pero no sé si estoy preparado para avanzar en el frente.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *