Un asiento para el cambio

 182 total views,  2 views today

Ir a visitar a un amigo y darme cuenta que era el barrio donde todo cambió.

En esas sillas pasé la mayor vergüenza de mi vida, con gente pasando y mirándome con asco y desprecio mientras los mossos me estaban deteniendo y mirando todo mi pequeño alijo. Ese momento decidí que tenía que cambiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *