El Cabify hacia mi perdición

 416 total views,  1 views today

Ahora estoy en un Cabify a mi perdición. He dejado la cama por hacer y la cocina hecha una mierda, algo impensable del Adrián de lunes a viernes.

Hace tiempo que quería escribir algo en una situación así, y ahora veo lo difícil que es concentrarse en ello. ¿Por dónde vamos? ¿Me han escrito? Lo más hardcore es el imaginar el rush que tendré en un rato. Eso es lo que hace que se me corte la respiración un poco, que me dé ansiedad. Por la necesidad de la tina o puede que por el agobio de que sé que mi vida se va a parar de golpe y durante unos días. ¿Seré capaz de parar? ¿Cuántos días durará esto? ¿Qué consecuencias tendrá en mí?

Me acojona el volver a hacerlo después de tanto tiempo. He batallado mucho para huir de la tina hasta hoy, muchísimo. Y he llorado, y he tenido que bloquear a gente. Y me he tenido que emborrachar para quedarme KO, evitar a amigos y a muchos tipos de conversación. Y todo esto me lo cargaré en una noche. Y con todo lo que he valorado el estar sobrio, es curioso como ahora me importa una mierda.

2 respuestas a «El Cabify hacia mi perdición»

  1. Te entiendo.
    No obstante el hecho de que tengas una recaida no significa que todo esté perdido. Esto no es blanco o negro.
    No te atormentes cuando te dé el bajón y sigue adelante intentando superar esta adicción .
    Es una guerra larga con batallas que ganarás o que perderás , pero lo importante es seguir adelante.
    Un abrazo

    1. Muchas gracias Juan. Le haremos llegar tus palabras de ánimo y de apoyo al autor. Además, en el servicio de ChemSex Support apoyamos esa misma idea de no castigarse uno mismo cuando sucede una recaída, sino tomarlo como parte del aprendizaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *