DIECINUEVE: ¡Paranoia! ¡Paranoia!

 91 total views,  3 views today

Las paranoias son unas sensaciones angustiosas que te hacen creer ver o sentir cosas. Estás convencido mentalmente de que eso que se cree que pasa es real. Y aunque uno mismo o alguien del entorno haya demostrado que no es real, tú lo sigues creyendo. Cuando empiezan las paranoias es difícil discernir si eso que estás viendo, oyendo o incluso oliendo es real o mentira.

En mi caso he sufrido de esos tres tipos de alucinaciones, juntas o por separado, y a veces, a tal grado que me hacían volverme loco. Continuar leyendo “DIECINUEVE: ¡Paranoia! ¡Paranoia!”

DIECISIETE: Y llegó la ostia

 139 total views,  1 views today

Aquella mañana de febrero me desperté de un pequeño KO técnico no previsto durante la noche anterior en casa. Después de desayunar volví a mi habitación y cuando ya hice la cama abrí el portátil de nuevo para usar Zoom. En ese momento vi que casi no me quedaba tina. Así que cogí la mochila y me fui para casa de mi camello. Continuar leyendo “DIECISIETE: Y llegó la ostia”

DIECISEIS: La vez que intenté parar

 107 total views,  1 views today

Al poco tiempo de morir mi abuela me dije a mí mismo que era momento de parar toda la locura que estaba llevando en mi vida. Y es por esa razón que decidí ir a hablar con mi doctor de cabecera en el CAP para hacer terapia. La decisión de contárselo a él y pedirle ayuda fue en gran medida. Lo hice porque con él tengo confianza y ha sido mi médico desde los 14 años.
Continuar leyendo “DIECISEIS: La vez que intenté parar”

ONCE: Muerte, duelo y drogas, un mix explosivo

 238 total views

De estos grises días de Agosto me acordaré toda mi vida. Un jueves por la mañana, estando en la oficina después de volver de vacaciones (una semana de fiesta y Circuit y otra semana en el sur con mi familia), mi padre me llamó para decirme que volverían el sábado a casa, adelantando el viaje. La razón fue que les llamaron desde la residencia donde estaba mi abuela diciendo que ya no iba a durar demasiado. Continuar leyendo “ONCE: Muerte, duelo y drogas, un mix explosivo”

DIEZ: Fiestas y más fiestas

 330 total views

Era un Circuit con el que empecé yendo al concierto de Beyoncé, al que fui con un amigo argentino (del que ya hablaré en otro momento) y un amigo suyo de Madrid. Era la primera vez que iba a un concierto de estas características (os lo recuerdo, hasta hacía bien poco, rara vez salía de fiesta o hacía algo de lo que normalmente mucha gente suele hacer desde los 18 años o antes). Y para amenizarlo, me tomé junto a mis amigos, un poco de éxtasis. Continuar leyendo “DIEZ: Fiestas y más fiestas”

Como la tina salvó mi vida – Primera parte

 659 total views,  3 views today

MI PRIMERA CITA CON LA MAYOR DE LAS REINAS Y EL FOLLETEO CON DESCONOCIDOS

La primera vez que probé la metanfetamina fue con 22 años en el 2015, un vecino me insistía casi cada fin de semana a que fuera a una chill que organizaba en su casa. Nunca antes había participado en una, me había montado juergas pero con colegas. Ese año fue justo cuando el chemsex estaba en auge en España, casualmente después de que varios medios de comunicación se hicieran eco del documental Chemsex de Vice con títulos tipo “Gais, sexo y drogas. Una moda peligrosa” y, aunque no sea una moda, los chills se multiplicaron. Si no habéis visto el documental, os lo recomiendo si queréis conocer una pequeña parte de la realidad del follar con drogas, la más extrema y problemática. Si estáis pensando que por llamarse como el fenómeno, iba a representar todas las realidades objetivas, os equivocáis. Continuar leyendo “Como la tina salvó mi vida – Primera parte”

NUEVE: Los amigos

 305 total views,  1 views today

Dicen que los verdaderos amigos se pueden contar con los dedos de una mano, y tal vez sea verdad. Pero si eso se lo dicen a alguien que, como yo, donde en el colegio la gente sólo se hacía “amiga” mía por el hecho de sacar mejores notas por una cantidad menor de trabajo. Eso se debía a que era siempre yo quien acaba terminando y ultimando todos los trabajos.

Finalmente, me di cuenta de que toda esos “amigos” estaban conmigo sólo por esa oportunidad de sacar mejores notas, saboreando ese agrio gusto del abuso, directo o indirecto hacia mí, por tal de sacar un provecho por su bien y sin luego preocuparse de cuales eran mis sentimientos cuando ya me hice consciente de lo que pasaba a mi alrededor. De esa forma, me acabé haciendo propenso, cada vez más, a ser reticente cuando la gente se acercaba a mí para cualquier tipo de trabajo del colegio. Continuar leyendo “NUEVE: Los amigos”